Vida de Santa Úrsula Mártir

Óleo sobre lienzo; 162 x 130 cm.

(con marco: 189 x 127 cm.)

Hugo Pitti; Siglo XXI, 2005.

 

El estandarte blanco con una cruz roja es el atributo de Santa Úrsula, señal de la victoria sobre la muerte por medio del martirio.

La leyenda sobre Santa Úrsula y sus compañeras procede de una Pasión del siglo X, basada en el hallazgo de las reliquias de unas muchachas en un antiguo cementerio de Colonia en el siglo VIII. En una inscripción referida a esas reliquias estaba el nombre de Úrsula, una niña de once años. La errónea interpretación de este dato llevó a la leyenda de once mil compañeras de Úrsula, todas mártires.

La Leyenda Dorada retoma esta historia. Úrsula, hija cristiana de un rey bretón, aceptó desposarse con el hijo de un rey pagano a condición de poder convertirse y de emprender un peregrinaje. Partió con once mil vírgenes, y llegaron a Roma (papa Ciriaco), pero en el viaje de regreso fueron asesinadas por los hunos en Colonia. Úrsula, al principio la única respetada a causa de su belleza, fue ejecutada a manos del propio Atila al haberlo rechazado como esposo.